Seguiremos siendo un negocio atípico para los entes reguladores, ya que estamos dentro de un limbo jurídico, por lo cual no hay una regulación hasta la fecha o ley alguna que prohíba el desarrollo de nuestra actividad como tal, no estar regulados no implica que nuestra actividad sea ilegal.
Al desarrollar una actividad lícita, la ley nos permite realizar el primer paso a la formalización ante cámara de comercio, desde este primer paso debemos de informar dentro de nuestro objeto social principal que somos exportadores de servicios transfronterizos, donde desarrollamos una actividad de asesoramiento empresarial y en materia de gestión para el desarrollo de actividades tecnológicas, logísticas y administrativas para la transmisión de imagen y sonido en la red.

Desde aquí estamos informando a los entes del estado que somos exportadores de servicios.